El «saber» no cura tu dolor: Haz algo con esa información.

Saber por qué te ocurre lo que te ocurre, puede generar un alivio en muchos casos, incluso puede ser de gran ayuda a la hora de dar un sentido, resignificar y comprender lo que sientes.

Si embargo, en la mayoría de los casos observamos que  dar sentido y comprender lo que nos ocurre, no representa que el problema desaparezca. 

Por ejemplo, tras una depresión una persona puede entender que siente un gran temor a ser abandonada por su pareja, descubrir que eran temores infundados, y que el origen de aquellos miedos estaban relacionados con una experiencia de abandono en la infancia. 

O que existe en su familia un patrón de dependencia a la hora de vincularse que se repite de generación en generación, y le lleva a una extrema dependencia a su pareja, algo que le genera un gran temor al abandono por las consecuencias que dicho abandono provocaría. 

Si esta persona inicia un trabajo sobre su depresión, descubre y cuenta con esta información, es posible hasta un alivio de estos síntomas depresivos. Sin embargo, si dicha información se limita a ser solo un saber con el que ahora cuenta la persona, pronto estos síntomas, probablemente, volverán a aparecer. 

Como psicóloga, muchas veces me he encontrado en la consulta, con personas que desean saber qué les ocurre y luego de obtener este conocimiento, dan por concluido el trabajo psicoterapéutico. En estos casos, la consultante se quedó “a medias”.

¿Ahora que lo sabes, qué harás con esta información? 

Saber qué es lo que te pasa, cuáles son tus automatismos, de dónde te viene lo que haces, es fundamental no solo para dar un nuevo significado a lo que ocurre, sino para HACER ALGO con todo ese conocimiento. 

Es fascinante descubrir los mecanismos de nuestra mente, las programaciones de las que no somos conscientes, pero más lo es utilizar todo este conocimiento para cambiar nuestras vidas. 

Es fundamental bloquear automatismos que nos limitan, nos debilitan, auto destruyen o que nos llevan a tener una vida que no deseamos tener. Y EXISTEN HERRAMIENTAS PARA HACERLO

¿Por dónde empezar? 

Hazte estas preguntas:

¿Tienes la vida que quieres tener?

¿Tienes algún problema? 

¿Es la primera vez que lo tienes? 

¿Hay algo que se repite una y otra vez en tu vida (situación, emoción, problema) y deseas que deje de repetirse? 

Si es así, probablemente estés atrapado/a en un bucle que tiene un sentido, el cual debes develar, y luego con esa información, bloquear. 

En el ejemplo anterior podríamos suponer que la persona ha generado una serie de comportamientos que refuerzan dicha dependencia sin ser consciente de ello. En este caso, estas conductas deberían estar identificadas e ir bloqueándose una a una. 

Nos valemos de herramientas psicoterapéuticas para ayudarte

En el proceso psicoterapéutico te ayudamos a develar el sentido de lo que te ocurre, te ayudamos a que elabores tu plan de acción para cambiar tu vida. 

Pero sabemos que esto no es fácil, nos valemos de abordajes como EMDR, Neurofeedback o Biofeedback para favorecer tu estabilidad emocional y puedas centrarte en ser quien deseas SER. 

Contacta con nosotros, si quieres hacer algo con lo que te ocurre aquí

Por: Julia Achilli. Psicóloga en Barcelona. EMDR. Neurofeedback. Biofeedback

www.juliaachilli.com

La crisis como oportunidad de crecimiento

«No sentimos todos lo mismo, seguimos siendo nosotros»

¿Nos hallamos todos frente al mismo problema? ¿De repente, todos leemos la realidad desde el mismo filtro?¿Damos todos las mismas respuestas ante confinamiento o el caos? No.

En un principio, como psicóloga, caí en la trampa, mis primeras intervenciones comenzaron a dirigirse hacia donde nos dirigíamos todos: a la generalización en las pautas. No significa que no sea importante orientar a la población para dar orden al caos con pautas comunes. Pero es importante no perder de vista lo particular en cada uno.

¿Sentimos diferente frente al mismo confinamiento?

Es verdad, que ante situaciones de emergencia aparecen emociones comunes: ansiedad, miedo, confusión. Como también ocurre, por ejemplo, frente al duelo, donde aparecen emociones como la tristeza o el vacío.

Pero no todos respondemos de la misma manera ante la misma situación.

La práctica clínica, en medio de la actual crisis, dejó de manifiesto algo obvio: los pacientes, con quienes debemos seguir trabajando, siguen teniendo, en esta situación, el mismo problema: el de siempre. Muchos han convertido la crisis actual en la misma “cuestión” que siempre les ha hecho de obstáculo para vivir: apatía, depresión, activación, desactivación, enfado, tristeza, desesperanza, lucha. Han respondido siguiendo la manera habitual y automática de responder frente a los problemas.

Es decir, al que nunca le alcanzaba el tiempo, seguía sin tenerlo en el transcurso del confinamiento. Quien nunca hacía lo que le gustaba, seguía sin hacerlo, aún con el doble de tiempo. El emprendedor al que nunca le faltaron ingresos económicos, elaboró una estrategia para seguir produciéndolos desde casa. El oposicionista quería saltarse las normas. Y así, la lista es infinita.

“En cualquier situación observa lo idéntico en lo diferente”

“Frente a situaciones estresantes nuestras reacciones automáticas se intensifican”

Reflexión:

Te invito a reflexionar sobre esto con un sentido: tomar las riendas de tu vida, también en medio de la crisis del Covid-19. Sigue respetando lo que las circunstancias marcan, debes quedarte en casa, debes adaptarte a las nuevas normas, pero tú sigues siendo el protagonista de su propia vida.

¿Qué hacer para tomar las riendas de la vida en medio del caos?

  1. DECIDIR

Primero debes tomar la decisión de convertir la crisis en una oportunidad.

  1. CUESTIONARTE

Pregúntate:

¿Qué viene pasando con tu vida?

Ahora has parado. ¿Qué ves?

¿Qué deseas ser, hacer y tener?

¿Qué cuestiones importantes has dejado de lado estos días, por lo urgente?

¿Cómo quieres pasar estos días y el resto de tu vida?

  1. ACTUAR

Planea la vida que quieres tener, pon en acción estrategias diferentes a las que siempre has llevado a cabo en tu vida frente a las crisis.

¿Y si fuera esta época de desaceleración una oportunidad para leernos, reinventarnos, dejar de lado las reacciones automáticas, y hacer algo diferente con nuestras vidas?

 “En medio de la dificultad, yace la oportunidad, afirmaba Albert Einstein»

 Si necesitas ayuda para dirigirte al camino que quieras tomar, contacta aquí

 Por: Julia Achilli. Psicóloga en Barcelona. Terapia EMDR. Neurofeedback. Biofeedback