JuliaAchilliPsicologia

¿Por qué cuesta tanto cambiar?

¿Te han funcionado todas las terapias que utilizaste para estar mejor?

Si deseas profundamente cambiar deberías tener en cuenta que te encontrarás con un muro a derrumbar.

Durante la infancia construimos la cárcel psicológica que gobernará y determinará nuestras vidas hasta que pasemos por el doloroso proceso de superar la adicción a permanecer en ella.

Sí, en verdad tú decides estar allí.

Deberás sufrir un intenso «síndrome de abstinencia» si quieres liberarte de tus limitaciones y ser quien quieras ser.

No es una tarea fácil cambiar. No es algo que deseemos tanto como creemos, pero solemos no ser conscientes de ello.

Esto es algo fácil de ver:

Intenta cambiar, disfruta unos instantes de este crecimiento, y verás cómo pronto se hace presente la tendencia a volver a tu estado anterior. Lo haces con pequeñas conductas aparentemente insignificantes, pero no deja de ser un auto boicot.

Pronto te ves en la misma situación, padecimiento y mundo en el que siempre viviste, juzgando la ineficacia de lo que en aquel momento te ayudó a cambiar.

Es común pensar: » Pensé que me había servido, pero no. Ahora estoy igual que antes. Yo SOY así.»

«Yo soy así»:el candado que refuerza el cierre de la puerta de tu cárcel..

Tú no eres así, tú eres mucho más que las limitaciones con las que aprendiste a vivir.

Es posible el cambio, entonces? Y cómo es que lo es?

Desde mi lugar de psicóloga podría decir que la psicoterapia es la única manera, pero no es la única. El método que escojas es lo de menos. Lo importante frente a este interrogante es saber que que requiere de mucha atención, sufrimiento, renuncia y tiempo.

Durante un tiempo deberás prestar gran atención a tus actos, a lo que haces o decides justo antes de caer en la situación que detestas.

Y deberás evitar hacerlo.

Sufrirás porque aquello que haces, necesitas hacerlo y deberás resistirte y soportar la angustia que esto te genera.

Sufrirás al renunciar a aquello a lo que te aferras.

Tendrás que sostenerlo en el tiempo. Será una lucha.

Un día despertarás y descubrirás que todo ha cambiado. Y algo más: que puedes seguir creciendo.

Habrá valido la pena:

Sé creador de tu vida.

Dirige tu existir.

Por: Julia Achilli, licenciada en psicología clínica y especialista en EMDR y colegiada en Barcelona.

 

 

Publicado en Blog, Psicoterapia.

3 Comentarios

  1. Pingback: Miedo al rechazo. Claves para vivir sin miedo al rechazo.

  2. Pingback: Háblame de tu infancia y te diré quien eres. Cómo facilitar el cambio.

  3. Pingback: La continuidad, la clave de tu éxito. Claves psicológicas del éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *