Técnicas de relajación

Aprender a relajarnos es un reto en los tiempos actuales. El ritmo de evolución de la civilización sobrepasó nuestro ritmo evolutivo biológico, por lo cual, el organismo se ve dificultado para afrontar las múltiples demandas a las que nos enfrentamos en la vida cotidiana. Como resultado de dicha situación, cada vez es mayor el número de personas que padece afecciones como consecuencia del estrés.

Numerosas investigaciones, nos dan evidencia de los problemas fisiológicos a los que nos lleva el estrés: desde la depresión del sistema inmunológico, hasta problemas cardíacos.

Aprender técnicas de relajación y practicarlas de manera regular sería un antídoto frente a esta realidad. Mientras nos relajamos regulamos el flujo sanguíneo, disminuye la actividad eléctrica cerebral, regulamos el ritmo de la respiración, nuestros músculos dejan de estar en tensión y la actividad metabólica disminuye. Esto nos ayudaría a conseguir un equilibrio físico y emocional.

En nuestro centro contamos con diferentes abordajes para conseguir este objetivo. Por un lado, enseñamos al paciente múltiples estrategias para conseguir un estado pleno de relajación, mediante ejercicios de respiración, visualizaciones, sonidos binaurales, como también mediante el entrenamiento con neurofeedback y biofeedback.

Consulta si necesitas más información aquí.

Por: Julia Achilli. Psicologa. Terapia EMDR. Neurofeedback