Regular emocionalmente a tus hijos durante el confinamiento

En un contexto de ruptura de lo cotidiano, lo familiar, lo que da seguridad, saber cuál es la manera más saludable de actuar, puede ser difícil, si a esto sumamos la elección de cómo proceder frente a nuestros hijos, lo puede ser aún más.

Muchas personas se preguntan cómo actuar frente a unos niños que empiezan a presentar cada vez más malestar frente al confinamiento y frente al estado de alerta emocional de muchos de sus cuidadores.

Es muy importante que tengas en cuenta que los niños no saben regularse emocionalmente por sí solos, lo hacen a través de sus cuidadores. Solo pueden calmarse y gestionar sus emociones a través de sus padres.

Es decir, si conservas la calma lo transmitirás, y estará calmado. Si sientes miedo pero te permites sentirlo, regularte y hacer algo al respecto, le ayudarás a hacer lo mismo, y le estarás enseñando cómo gestionar el miedo en su adultez.

«Para regular emocionalmente a tu hijo, primero debes estar regulada/o emocionalmente tú»

¿Cómo empezar a trabajar en la estabilidad emocional de tus hijos?

Hemos recomendado empezar por ti, en tu estabilidad emocional. Te recomendamos meditar, hacer ejercicio físico, delimitar espacios y tiempo si tele trabajas, pedir ayuda si sientes que lo necesitas. Igualmente importante es hablar del tema que más te preocupe, pero también recurrir a representaciones positivas, tener en cuenta los datos positivos en tus diálogos. Conservar rutinas que te devuelvan psicológicamente algo del control que puedes sentir que has perdido. Tú tienes el control de decidir cómo afrontarlo.

Te hablamos de esto en un artículo anterior: Haz click aquí

Las emociones en tiempos de crisis

Nos hallamos en una situación extraordinaria donde aparecerán emociones como el miedo, la rabia o la tristeza. Conservar la calma no significa anular dichas emociones sino gestionarlas de manera adecuada para que no te desborden, y es para que esto no ocurra, que damos los consejos que has podido ver en otros artículos, como el que encontrarás aquí.

Valida tus emociones y valida las del niño. Las emociones tienen una función adaptativa, tenemos que aprender a escucharlas, permitirnos sentirlas y darles un significado. Las sientes desde el hemisferio derecho, no las anules, y luego desde tu hemisferio izquierdo, les das un sentido, las pones en palabras, buscas soluciones, te regulas, te tranquilizas.

Deseo transmitirte la importancia de no irte a ningún extremo en el cuidado emocional de tus hijos: Estamos aconsejando rutinas, estructuras, pero no te obsesiones con ellas, no sobre exijas a tus hijos. Estamos pidiéndote calma, pero permítete conectar con tus miedos, no los niegues, háblalos, entiéndelos, haz algo al respecto, cálmalos. Establece rutinas sin caer en rituales obsesivos de control, que solo te angustiarán a ti y a tu hijo.

Comparte momentos con tus hijos, mantén contacto con ellos, juega, ríe con ellos. Transmíteles información precisa, concisa, clara y adecuada a su edad sobre el coronavirus. Si nos les das información, rellenarán estos vacíos con fantasías que pueden asustarles aún más.

Ahora sí, te dejo un link del Colegio Oficial de Psicólogos con las recomendaciones para hablar sobre el coronavirus con tus hijos, donde se incluye un libro infantil:

RECOMENDACIONES PSICOLÓGICAS DEL COP PARA EXPLICAR A NIÑOS Y NIÑAS EL BROTE DEL CORONAVIRUS

Si necesitas ayuda para regular emocionalmente a tus hijos, contacta con nosotros aquí.

Por: Julia Achilli. Psicóloga en Barcelona. Terapia EMDR. Neurofeedback

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *