Niños con TDAH, tratamiento con Neurofeedback

Cada vez es mayor el número de personas que consulta por el tratamiento del TDAH en los centros de salud mental. El tratamiento del TDAH con Neurofeedback. es uno de los abordajes que ha cobrado popularidad en los últimos tiempos.

El TDAH cuyas siglas significan “Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad”(aunque también se presenta sin hiperactividad, TDA) es una alteración de la conducta con base neurobiológica caracterizada por dificultades en la atención, impulsividad, e hiperactividad. El mismo, se estima que afecta a un 5% de la población infantil y adolescente, según la (American Psychological Association [APA],

2000; Polanczyk, De Lima, Horta.

Los síntomas que presentan en general los niños con TDAH son:

Déficit de atención

  1. Frecuente incapacidad para prestar atención a los detalles junto a errores por descuido en las labores escolares y en otras actividades.
  2. Frecuente incapacidad para mantener la atención en las tareas o en el juego.
  3. A menudo aparenta no escuchar lo que se le dice.
  4. Imposibilidad persistente para cumplimentar las tareas escolares asignadas u otras misiones.
  5. Disminución de la capacidad para organizar tareas y actividades.
  6. A menudo evita o se siente marcadamente incómodo ante tareas como los deberes escolares, que requieren un esfuerzo mental mantenido.
  7. A menudo pierde objetos necesarios para unas tareas o actividades, como material escolar, libros, etc.
  8. Fácilmente se distrae ante estímulos externos.
  9. Con frecuencia es olvidadizo en el curso de las actividades diarias.

Hiperactividad

  1. Con frecuencia muestra inquietud con movimientos de manos o pies, o removiéndose en su asiento.
  2. Abandona el asiento en el aula o en otras situaciones en las que se espera que permanezca sentado.
  3. A menudo corretea o trepa en exceso en situaciones inapropiadas.
  4. Inadecuadamente ruidoso en el juego o tiene dificultades para entretenerse tranquilamente en actividades lúdicas.
  5. Persistentemente exhibe un patrón de actividad excesiva que no es modificable sustancialmente por los requerimientos del entorno social.

Impulsividad

  1. Con frecuencia hace exclamaciones o responde antes de que se le hagan las preguntas completas.
  2. A menudo es incapaz de guardar turno en las colas o en otras situaciones en grupo.
  3. A menudo interrumpe o se entromete en los asuntos de otros.
  4. Con frecuencia habla en exceso sin contenerse ante las situaciones sociales.

Tratamiento con neurofeedback en el TDAH

En el desarrollo de nuevos tratamientos no farmacológicos, el Neurofeedback es foco de diversas investigaciones, debido a los resultados favorables que presenta en el tratamiento de niños y adolescentes con TDAH.

Neurofeedback es un abordaje no invasivo en donde se entrena el cerebro para optimizar su funcionamiento, aumentando la frecuencias de las ondas cerebrales deseadas y suprimiendo las no deseadas, en el caso de los individuos con TDAH, consiste en promover un tipo de frecuencia en sus ondas cerebrales que represente una menor impulsividad, mayor atención y menor hiperactividad.

Si bien, la medicación ha sido uno de los tratamientos que mayor efectividad ha mostrado junto con la terapia cognitivo conductual, se ha planteado que cerca del 20% de los niños no responden adecuadamente o presentan efectos secundarios que dificultan su uso (Diaz,2006), motivo por el cual esta técnica ha cobrado especial importancia en los últimos años (Baydala & Wikman, 2001; Meisel et al., 2011; Rossiter, 2004;).

Una de las ventajas de este abordaje es que, previo a comenzar con las sesiones, se realiza un mapeo cerebral (Electroencefalograma) donde se puede observar el funcionamiento particular del paciente y adaptar el protocolo a su caso particular. Esto es especialmente importante en estos casos, teniendo en cuenta que existen diferentes subtipos de TDAH y que personalizar el tratamiento, aumentaría el nivel de eficacia del tratamiento.

Podríamos plantearnos que las diferencias entre subtipos de TDAH podría ser una de las variables que permitiría explicar por qué alrededor de un 20% de esta población no respondería bien a la medicación.

Muchos niños diagnosticados con TDAH, podrían estar atravesando importantes dificultades emocionales y el diagnóstico ser equívoco a pesar de la similitud de la sintomatología, esto junto a otras pruebas clínicas, podría observarse en dicho mapeo cerebral.

Otra ventaja, es que el niño durante la aplicación del Neurofeedback se encontrará en una situación casi lúdica. El niño está frente a una pantalla donde interactúa con un video juego o película. Al estar conectado mediante unos electrodos que registran su actividad eléctrica, recibirá un estímulo positivo (que el juego avance) cuando su cerebro esté funcionando en las frecuencias esperadas, de esta manera, mediante el entrenamiento, su cerebro aprendería a generalizar este patrón de ondas cerebrales que se traduciría en una mejoría de la sintomatología.

Para garantizar una mayor efectividad en los tratamientos del TDAH es preciso valorar la particularidad del caso, Neurofeddback ha demostrado resultados favorables y aumenta su eficacia como parte de una terapia multimodal.

Si deseas consultar por este tratamiento, haz click aquí.

Si deseas más información sobre Neurofeedback, puedes encontrarla en nuestra página haciendo click aquí.

 

Por: Julia Achilli. Psicóloga en Barcelona. EMDR. Neurofeedback.

Publicado en Blog, Neurofeedback, Psicología Infantil, TDAH, Terapia con Adolescentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *