Cambiar la estrategia para vivir

Del “piloto automático” a la existencia

Los seres humanos transitamos un mundo y una vida como si no estuviésemos preparados para ello. Es común ver cómo la gente tiene la sensación de lucha, mientras se vive, sin tener en claro, por qué se está luchando.

Los profesionales de la salud mental solemos observar múltiples mecanismos defensivos de la mente, estrategias psicológicas cuya finalidad es la adaptación a la realidad individual. Estrategias que, en la mayoría de los casos, tambalean si cambian las condiciones del organismo (la persona) o las del medio donde existe. Por lo tanto, estrategias frágiles, que no alcanzan para vivir una vida plena.

Un ejemplo de ello, es ver cómo reaccionamos frente a los grandes cambios: Parece que hiciéramos equilibrio para sobrevivir y los cambios fuesen ráfagas de viento amenazando nuestra existencia.

Los ritmos actuales y las estrategias para vivir

Los ritmos y exigencias actuales dan lugar a uno de los mecanismos de preferencia de nuestros cerebros: “el piloto automático”: no contactar, vivir y hacer por inercia, evitando cualquier tipo de cuestionamiento que lo haga a nuestra forma de vivir.

La sobre-estimulación que se padece, las múltiples tareas y exigencias cotidianas que nos mantienen hipnotizados, favorecen este mecanismo. Solo vivimos la vida que nos dijeron que es la que se tiene que vivir. En otros casos, vivimos la vida opuesta a la que nos dijeron que teníamos que vivir, creyéndonos así libres, cuando seguimos dependiendo de la primera, en vez de buscar dentro del abanico de posibilidades que solo puede nacer de nuestro deseo.

Cómo salir del “piloto automático”

En repetidas ocasiones, he escuchado a personas decir que les da miedo ir al psicólogo, que los psicólogos no sirven y serias críticas, muchas veces infundadas. Puede ser esto producto del desconocimiento, de malas experiencias, pero me pregunto si no es un mecanismo más frente al pánico al cuestionamiento. Cuestionarnos la vida, cómo la vivimos, si somos felices o no, nos lleva inmediatamente a la cuestión sobre si sería lo mejor vivirla de otra manera, lo cual nos aterra, pero es necesario.

No es la única forma de lograrlo, ir a un especialista que te haga reflexionar respecto a tu manera de vivir, pero es una buena opción.

Sé que parar, quitar la mirada de “el de al lado” y mirar hacia dentro, no resulta atractivo para la mayoría, pero no encuentro mejor opción,  si se quiere revertir algo de lo mencionado en el primer párrafo.

Te invito a que te acerques a cualquier propuesta de mirar hacia adentro, de abandonar una vida en “piloto automático”, de que decidas libremente si quieres luchar y por qué. Te invito a cambiar la estrategia para vivir.

 Por: Julia Achilli. Psicóloga. Terapia EMDR. Neurofeedback. Biofeddback.

 

Publicado en Blog, Psicología Adultos.

Un comentario

  1. Pingback: 5 miedos que te impiden dejar de vivir en piloto automático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *